Blog

Volver

26 de febrero de 2019

Protegiendo Manatíes

Los manatíes son mamíferos marinos de tamaño considerable. Pueden alcanzar  los 300 y 500 kg y medir entre 4 y 5 metros. Existen tres especies de manatí: el manatí africano (Trichechus senegalensis), el manatí amazónico (Trichechus inunguis) y el manatí antillano o de Florida (Trichechus manatus). Este último se puede encontrar en algunos parques del Grupo Parques Reunidos como Faunia y Miami Seaquarium.

Su aspecto grande y calmado y su dieta a base de plantas de fondo del mar caribeño le ha valido al manatí el sobrenombre de “vaca marina”. Sin embargo, su pariente más cercano en el reino animal sea el elefante.

ESTE AÑO, LOS REYES MAGOS TAMBIÉN VINIERON A FAUNIA

Parece que en 2018 los animales y cuidadores de Faunia se portaron bien. El 6 de enero tuvieron la suerte de presenciar el nacimiento de un manatí antillano en las instalaciones de La Jungla. Tras un periodo crítico de supervivencia superado con éxito, el nacimiento del pequeño manatí se anunció el 12 de febrero.

El manatí antillano (Trichechus manatus manatus) es una subsespecie del manatí del Caribe (Trichechus manatus). Se encuentra en zonas del norte y noroeste de Sudamérica, sobre todo en las Antillas y en la cuenca del Caribe. Como el manatí de Florida, se enfrenta a las mismas amenazas.

En Faunia, niños en el agua dan de comer a un manatí.

En Faunia, los niños y visitantes pueden entrar en contacto con los manatíes a través de la actividad «Experiencia con manatíes».

 

El nacimiento de este pequeño manatí es el cuarto que se de esta especie en el parque, cuya familia de manatíes ya cuenta con cuatro miembros. Con él, Faunia se convierte en referente europeo en la complicada reproducción de esta especie que se encuentra en peligro de extinción. Actividades como Experiencia Manatíes o las charlas educativas que tienen lugar los fines de semana, forman parte de la labor de conservación y concienciación que Faunia realiza desde 2007 a través de su participación en el Programa Europeo de Especies Amenazadas.

Si todavía no habéis visitado Faunia para conocer a su nuevo inquilino, aquí os dejamos un vídeo de sus primeras interacciones.

 

 

DE CUIDAR MANATÍES Y CÓMO REPOBLAR LAS AGUAS DEL CARIBE

El manatí antillano es una especie protegida y clasificada por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) como una especie en peligro de extinción. Durante décadas, ha estado amenazada por la caza para obtener su piel y su grasa, por las hélices de los barcos y por la destrucción de su hábitat natural.

Dos cuidadores dan de comer a una cría de manatí.

En 1955, antes incluso de que Miami Seaquarium abriera sus puertas, el equipo del futuro parque de animales rescataba a Mamie, una cría huérfana de manatí.

 

El Espíritu Parques Reunidos está comprometido con la conservación del manatí antillano desde diferentes proyectos. En Miami, de donde es autóctono el manatí del Caribe o manatí de Florida, nuestro parque Miami Seaquarium desarrolla desde 1955 una amplia labor de rescate, rehabilitación y liberación de manatíes heridos.

Aquellos manatíes que no consiguen recuperarse y no pueden ser devueltos al mar, permanecen en el acuario donde se convierten en embajadores de su especie. Así, contribuyen a la labor de concienciar a la población sobre la importancia de conservar las especies y el entorno.

 

Equipo de cuidadores y veterinarios con uno de los manatíes rehabilitados en Miami Seaquarium.

El centro de Rescate, Rehabilitación y Liberación de Miami Seaquarium cura a manatíes heridos y los devuelve a su hábitat natural.